RSS

Archivo de la categoría: Boliches

Lugares para tener en cuenta

El Rumano completo de la Fuente Alemana

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ay qué tremendo. No puedo nombrarlo sin suspirar. Es que el Rumano de la Fuente Alemana de Santiago es uno de los baluartes del mastique local. Una hamburguesa de cerdo y vacuno cargada al ajo que aleja pretendientes fruncidos, vampiros y zancudos. Y le doy firmado que bien vale la pena.

Más ingredientes de seguro tiene, pero el secreto está guardado bajo más llaves que concurso del auto de Don Francisco, así que es mejor asumir y disfrutar tan noble sánguche en vez de tratar de hacerle el CSI culinario respectivo.

Cuando voy a la Alemana vuelvo a sentir el olor a fuente de soda tan característico de la niñez, ese aroma y calorcito que sólo dan las planchas calientes todo el día y el lomito remojándose, listo para meterse adentro de un pan frica que nos haga olvidar el entorno ruidoso y los problemas. Entonces pido mi Rumano Completo, con harto chucrut, salsa de tomates y mayonesa de la casa. Una cerveza o jugo de manzana dependiendo del ánimo y atacamos: felicidad a la orden con el primer mordisco.

Mis papás pololeaban en la Alemana. Mi flaca madre se zampaba sin asco 2,5 lomitos completos con su respectivo schop, y seguía tan campante como siempre la muy chancha (OJO: historia real). Ahora entre todos coordinamos cuando queremos comer, y la lógica es siempre la misma: anotamos el sánguche elegido, uno de nosotros los pasa a comprar y convenimos una hora para juntarnos en la casa paterna y asegurar nuestro puesto, porque el que pestañea pierde.

De ese maravilloso paquete de color café amarrado con pita de algodón empiezan a salir rumanos, lomitos y fricas envueltas en papel y plástico, y las 3 generaciones se unen en torno a la mesa decorada con las especialidades calientitas de la Alemana. ¿Más mostaza, más ají? Métale con confianza a mi rumano que chorrea salsa de tomates y sabor. ¿me pasas la sal? Y los dedos con mayo previa al chupeteo quedan marcados en los envases.

Lo mejor de todo es cuando sobran conchitos de cualquier “luco” (siempre se compra de más para que esto pase), entonces el desayuno del otro día es sánguche recalentado con té caliente. ¿Muy goloso? Náhhhh, la Alemana los vale, ¿o no?

 

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 7, 2011 en Boliches, Comidas

 

Confitería La Mundial

Partió en 1938 como una Ferretería y ahora es una maravillosa confitería cargada de infancia. Con sucursales en Ñuñoa, Santiago Centro y Las Condes, es cosa de entrar en cualquiera de ellas y pasarlo bomba.

Porque ahí están las cajas y bolsas de Ricolate, los Oba Oba, los turrones de maní con oblea, los caramelos ½ Hora y las pepitas de oro que nos salían en las piñatas.

¿Se acuerda de los chocolates Safari, esos con papel de colores y un animal distinto en cada uno? Pues todavía existen, al igual que los caramelos ácidos llamados “gajitos”. Almohaditas de nuez o de anís, guagüitas, paraguas de chocolate, gomitas, porotitos de colores y ellos, los inigualables que nos duraban todo el recreo: Los Kegol. Acuérdese no más de ese sabor ácido que tenía el de manzana verde, ¿hace cuánto que no prueba uno? ¿y qué espera entonces? Porque ahí los volví a encontrar y casi lloré.

De la misma manera que salí más feliz que modelo de TV con implantes nuevos cuando pillé marshmallows con chocolate. Esos mismos con forma de cilindro que compraba por puñados en mi colegio, La Mundial me los vendió en caja.

¿Y los precios? Venden al detalle y por mayor. Para que se haga una idea, gasté $8.000 y salí con 2 bolsas llenas y una alegría extrema. Se lo recomiendo como terapia o para quedar como rey frente a amigos nostálgicos, los mismos que hicieron volar mi caja de marshmallows en 1 ½ días de paseo a la playa.

Confitería La Mundial

Hay más sucursales, van algunas solamente

AVDA OSSA Nº 160-162

FONO 277 73 93
NUÑOA

APOQUINDO Nº 5150

FONO 212 71 74
LAS CONDES

ALAMEDA Nº 2783

FONO 681 05 98
SANTIAGO

SAN DIEGO Nº 164

FONO 672 20 04

SANTIAGO

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 7, 2011 en Boliches, Compras

 

A toda Costa, Algarrobo

Se viene el fin de semana largo, y como muchos santiaguinos nos encanta partir al litoral central.

A toda Costa es un lugar amplio, en plena playa de Algarrobo Norte, con terrazas grandes y protegidas del viento, fogón en el salón principal por si hace frío, una linda y mini galería de arte y como si fuese poco, juegos infantiles al lado por si los enanos se aburren.

La carta es amplia, chilena, de platos abundantes y con un toque bien gourmet. En picoteos hay lomo con salsa de roquefort, locos con ceviche de champiñones, crudo, calamares y otros. Y por los fondos  se encuentra pescado del día con salsa de vino, miel y jengibre más puré de albahaca ($7.200), Risotto de camarones ($7.950), filetes con aceitunas y espinacas “Oliva y Popeye”, fetucchini con salsa de mariscos, ensaladas y además el de la foto: un rico y enorme panqueque relleno de muchos ostiones y camarones cubierto de salsa de jaibas ($7.500). Adictivo para no dejar nada en el plato y ganas de pasarle la lengua al plato.

Pan, vino y una playa inmensa con olas ídem para caminar y bajar la comida, ¿Qué mejor?

 

A toda Costa

Av. Costanera S/N, Algarrobo Norte (Baje por la única entrada a la playa que hay y legará)

Tel. 035 487 327

http://www.atodacosta.cl

 

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 28, 2011 en Boliches

 

Santo Remedio de panorama

¡Santos almuerzos ricos Batman! porque este tradicional restobar de Providencia, acostumbrado a regalonearnos con comida afrodisíaca y happy hours de calidad que le aseguran una buena cita al más apático, se viene renovando aún más desde hace un tiempo.

La clave está en su nueva oferta de almuerzos vegetarianos a cargo del Pepe Acevedo, ex chef de El Huerto que hace un tiempo ingresó como nueva contratación y es la estrella del plantel. Gol desde el área chica, de taquito y con saludo al público es la propuesta de menú que va desde los $3.990 e incluye sopa, plato de fondo, ensalada, postre y té verde. Como si fuera poco todos los aperitivos, cervezas y tragos están con precio Happy Hour. Más regaloneado dónde…

Pero ojo que no es lo único nuevo del almuerzo, porque además hay una recién estrenada carta de sándwich que lo van a dejar con la boca abierta (y harto) para comerlos por grandes y ricos que están.  Recomiendo a ojos cerrados el de Curry Verde, que trae pechuga de pollo con cilantro al curry, vegetales salteados y ricotta. O bien Jugosa Pimienta, con carne a la ídem, palta y champiñones salteados.

Y aunque su alma T-Rex lo lleve a jamás preferir algo sin carne, apuesto que con la Delicia Vegetariana les va a cambiar el panorama: queso de cabra fundido, pimentones rojos asados, berenjenas, zapallos italianos, champiñones salteados en jengibre y tomates asados con aceite de oliva y aceitunas. Requete ñam. ¿Y cuánto cuestan los sanguchitos dirá usted? Pues la módica de $4.500 cada uno, fantástico.

Santo Remedio además es un espacio que se amplía y no sólo en comida. Súmele su nueva Sala de Música ideal para melómanos, músicos y danzarines así que atentos. Y si además quiere estirar deliciosamente sus fines de semana le recomendamos los domingos por la tarde, porque este querido restobar por una vez al mes se transforma en una feria libre de venta e intercambio de discos vinilos, ¿qué mejor? Usted puede llevar sus discos, o su hambre, o sus ganas o todo lo anterior, porque uno de los grandes placeres de la vida es mezclar música y buena comida. Para saber de fechas, debe estar atento en su cuenta de Twitter @elremedio.

Santo Remedio

Román Díaz 152, Providencia.

http://www.santoremedio.cl

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 20, 2011 en Boliches

 

Feliziana: Español BBB para todos

Me lancé a caminar por Avenida Bulnes al sur y a 3 cuadras de andar encontré un lugar que me sorprendió y me dejó más feliz que su nombre.

Feliziana es un restaurant de corte español que se instaló hace poco más de un año, y ofrece comida rica, abundante y hecha con cariño. La ambientación es bella y moderna, y en tu mesa de entrada ya tienes aceite de oliva, aceto y pan con tomata para untar. Un regaloneo para el oficinista apurado.

Al almuerzo ofrecen además menú a $3.300 con 3 opciones, todas ricas y bien presentadas. Elegí  tortilla española más vegetales: lechuga con rúcula, tomate con albahaca y zapallo italiano con berenjenas salteadas. Jugo natural de melón, postre mousse de frutilla y café Segafredo para terminar. Todo incluido en el precio, ¿qué mejor?

En su carta hay paella, tapas ($2.000 con tomate y serrano) y pizzas ($3.500) como Flipo: con pollo, pimiento y cebolla. Sangría y chorizos tampoco faltan, y es una buena opción además si quiere alentar al Madrid anote: Tiene TV y dan los partidos. ¡Olé!

Feliziana

Paseo Bulnes 245

Tel. 699 30 05

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 19, 2011 en Boliches

 

Los pequenes

“La empanada del pobre” le dicen muchos a los ricos pequenes que con el tiempo han ido desapareciendo de las comidas regulares de Chile. Si bien las primeras son deliciosas y no me atrevo a hablar mal de ellas, esta otra preparación hecha sólo de cebolla bien condimentada, color, un toque de ají y trozos de huevo duro merece toda nuestra admiración.  Caldúos a más no poder, sabrosos, llenadores y baratos (cuando a la cebolla le da la gana de bajar de precio), con un té o café caliente acompaña a los trabajadores del Mercado Central que desde harto temprano que ya andan de pie.

Es que es justo en este lugar donde he dado con la única parte que conozco que venden pequenes, los cuales provienen de la Fábrica Nilo en la comuna de Independencia.  Ahí llevan años y espero se queden por muchísimos más. Ahora, si sabe de algún otro dato en Santiago o regiones, bienvenido sea que acá estamos para ver si ayudamos en su rescate.

La dirección la pongo al final para que vaya y visite, y como no podíamos ser menos, va la receta también a ver si se anima a cocinarlos. Nos fuimos entonces, y cuente qué tal.

 

Ingredientes (No incluye Omeprazol o sal de fruta, esas las pone usted)

Para el relleno:
12 cebollas, en juliana o tajo’e pluma

6 cucharadas ají de color
Sal y pimienta
Orégano

Comino

Una cucharadita de ají en pasta.

Para la masa:
Medio pan de manteca
Medio pan de mantequilla
2 tazas de leche caliente
1 cucharadita de sal

1 cucharadita de polvos de hornear

1 kg. de harina
Media taza de vino blanco

Huevos duros a gusto para el relleno
2 huevos para la masa.
1 yema aparte
1 yema de huevo mezclada con un poco de leche

Preparación

Para el relleno ponemos en una olla la color con la cebolla y cocinamos revolviendo de vez en cuando hasta que esté bien cocida. Sazonamos con sal, pimienta, ají (lo puede omitir si quiere), comino y orégano y dejamos enfriar.

 

En una olla pequeña calentamos a fuego medio la manteca y mantequilla hasta que se derritan, y por otro lado hacemos lo mismo con la leche. En un bol ponemos el harina, sal y polvos y luego la mantequilla y manteca derretidas, leche caliente, el vino, los huevos y la yema. Mezclamos muy bien y formamos una masa blanda. Amasamos un rato y separamos en unas 10 o 12 porciones iguales, uslereando para armar la empanada.
Precalentamos mientas el horno a temperatura media. Con un pincel mojamos las masas y rellenamos cada disco con la mezcla de cebolla.

 

Colocamos al centro de cada uno el relleno de cebolla y un poco de huevo duro partido o picado. Cerramos la masa y pintamos con la mezcla de huevo con leche. Llevamos al horno por 25 minutos o hasta que estén doradas y servimos calientes. Que los disfruten.

 

P.D. Y como lo prometido es deuda, la dirección del local y fábrica, en ese orden.

Pequenes Nilo

Mercado Central, local 109

Fono: 699 6080. Santiago.

 

Coronel Agustín López de Alcázar 393

Fono:  7373569. Independencia.

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 19, 2011 en Boliches, Comidas

 

D’Jango: Chicha y Chancho como debe ser

42 años lleva en pie este baluarte de la comida sabrosa, abundante, sencilla y bien preparada. Esto es Chile por donde se mire, con banderitas colgadas todo el año, toneles usados por mesa, mantel plástico, música y atención diligente.

Pedí prietas (enormes, con nueces) más papas y chilena ($4.000) y estaban atómicas al igual que los platos de las mesas vecinas –sapear es gratis-  que cuestan lo mismo y encuentras costillar, longaniza y el D’jango: 2 chuletas de cerdo más 1 porción de arrollado, todo con agregado.

No se quedan atrás las pichangas y sánguches de malaya, pernil, lomito de cerdo y longaniza con una cualidad como en pocos lados queda: la marraqueta es realmente superior. Grande y crujiente, me soplaron que la sacan de una panadería de Prat / Eleuterio Ramírez, habrá que ir a ver.

Y para que no se atragante la visita, pídase una chicha, pipeño o terremoto, y repórtese enfermo para no volver a la oficina.

Si ha ido aún partió a gozar con D’jango. No vaya a ser cosa que se lo tomen los insufribles “neo watchacas” y arranquen los adorables parroquianos.

Av. Alonso Ovalle N° 870

Abierto de Lunes a Viernes de 10:00 a 22:00 (hora en que no entra más público, no es necesario que salga).

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 18, 2011 en Boliches

 

Da Dino y sus pizzas

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“A la suerte de la olla”. Tal cual. Porque Da Dino de Tenderini lleva cerca de 60 años entregándonos trozos de pizza al paso. Masa gruesa y crujiente por debajo, ricos y abundantes ingredientes y un sabor que no ha cambiado en años. De niña pasaba con mi mamá cuando iba al centro y la pregunta era la misma: ¿Qué sale ahora maestro? Y del horno gigante te pasaban una con choricillos, o napolitana, o lo que estuviese listo.

A $1.800 el trozo con aceitunas, tomate y mucho queso (siempre han sido generosos con él) y volví a la niñez comiendo parada, mirando pasar la gente y amenizando con su clásico pebre verde. Antes era con una leche con plátanos, hoy con un fanshop. La cerveza que tiene Da Dino sirve además para adelgazar y darle más sabor a la mostaza que ponen en el mesón, y bien rica que les queda.

Si quiere una pizza para usted, por $4.500 lleva una de 4 porciones, pero claro, hay que esperar un poco y el “al paso” se pierde. O puede comprarla en su tienda de al lado y llevarla para hornear. Aproveche de hacerla completa y si no los come hace rato, lleve además el pastel de milhojas con manjar y frambuesas, o las delicias de mermelada, o la fugazza o los croissants que se encargarán de transportarlo de vuelta varios años atrás.

Da Dino

Alameda 737, esquina Tenderini

Tel. 6381344 – 6392246

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 18, 2011 en Boliches

 

Las galletitas del Tip-Top

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Son las Tony Kamo del centro de Santiago. Porque una va de lo más bien por la calle hasta que llega ese olor dulce a galletitas, y ¡PAF! Absolutamente hipnotizada y obligada a entrar.

Tip-Top nació en plenos ’80 al alero de don José Mozes, confitero avivado que trajo los primeros hornos galleteros compactos desde Austria, así podía prepararlas dentro de sus mismos locales con las recetas heredadas y desarrolladas con Susana, su mujer.

Quién no ha caído rendido ante las Ambar Choc, con sabor a mantequilla y bañadas hasta la mitad en chocolate. También con las de Alfajor rellenas con manjar y coco rallado, o en sus versiones maní y cubierta de chocolate.

¿Y qué me dice de las Argollas de Mermelada? Para separarlas con los dientes y comer por mitades: primero la con el hoyito y luego la con el relleno de damasco. O morder la Galleta Marrasquino en círculos, para llegar al final a la cereza roja. Mi favorita y la de muchos: Brandy, hechas además con avena y miel y además caben más porque pesan menos.

Ya lo sabe, si quiere revivir su infancia no tiene más que volver a ir a Tip-Top y experimentar esa sensación de triunfo que da el salir con ½ kilo de galletas calientitas dentro de una bolsa de aluminio.

Tip-Top

Fábrica y Sala de Ventas principal (Que abre incluso domingos)

María Graham 381, Recoleta.

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 17, 2011 en Boliches

 
 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.